Donald Trump, ¿empresario de éxito en el sector del juego?

Fecha de creacion: nov. 14
Escrito por Luigi Fontana

Mucho se ha hablado en los últimos meses del ya expresidente de los Estados Unidos. Donald Trump optaba a una reelección que finalmente resultó fallida en favor de Joe Biden. Pero lo cierto es que antes de convertirse en líder del Partido Republicano, Donald Trump labró una trayectoria de éxito a nivel empresarial, ¿conoces su historia?

De los cinco hijos de la pareja Frederick Christ Trump y Mary MacLeod, Donald Trump es sin duda el que más éxito ha tenido, multiplicando exponencialmente el espíritu emprendedor que le transmitió su padre, un promotor inmobiliario bastante exitoso, pero nada comparable a su vástago.

No se puede contar la historia de Donald Trump sin sacar a relucir el juego, o más bien los casinos. Un negocio que aun sigue en auge, y en el que el neoyorquino dio sus primeros pasos hace varias décadas.

Donald Trump y el imperio del juego

Después de dar sus primeros pasos en el sector inmobiliario con la ayuda de su padre, en la década de 1980, Donald Trump invirtió fuertemente en el sector de los casinos, centrándose particularmente en Atlantic City.

En 1984, el primer elemento de su "tríptico" fue Harrah's en Trump Plaza, más tarde rebautizado simplemente como Trump Plaza, que fue seguido por Trump's Castle Casino Resort al año siguiente y el muy famoso Trump Taj Mahal en 1990, casino que en ese momento se convirtió en la sala de juegos más grande del mundo. Ese momento fue el momento culmen de Donald Trump como empresario de éxito en el sector del juego.

La recesión en la década de 1990: los casinos de Donald Trump en crisis

Cuando la economía estadounidense entró en recesión en 1990, muchos de los negocios de juego de Donald Trump, incluidos los casinos, entraron en crisis. Pronto, Trump se encontró en la tesitura de para pagar sus deudas de alrededor de $ 5 mil millones, $ 900 millones de los cuales aseguró personalmente.

El empresario se vio así obligado a vender su Trump Shuttle, comprado por US Airways en 1992, y a vender su Trump Princess. A pesar de una importante reestructuración de la deuda, el Trump Taj Mahal se declaró en quiebra en 1991, mientras que los otros dos casinos, y el Plaza Hotel de Nueva York, hicieron lo mismo al año siguiente. Según una investigación de CNN, la empresa de Donald Trump había contraído una deuda de 1.700 millones de dólares en 1996 .

En realidad, Donald Trump siempre ha defendido su casino, afirmando que los rumores sobre dificultades económicas y accidentes eran solo rumores. En un tweet publicado en su cuenta en 2014, el empresario dijo que nunca había fallado y que había ganado "más de $ 10 mil millones" de la industria del juego de Atlantic City.

El Renacimiento

La situación mejoró hacia el final de la década, con el repunte de la economía estadounidense y sobre todo la decisión del Deutsche Bank alemán de establecer su presencia en el mercado inmobiliario made in USA. Deustche Bank extendió cientos de millones de dólares en reclamos sobre Trump. Ese dinero se utilizó para algunos proyectos como el Trump World Tower de Nueva York y el Trump International Hotel and Tower de Chicago.

Desde ese punto empresarial, Trump dio el salto a la política. Una historia reciente ya por todos conocida.