La digitalización del entretenimiento: de los casinos online a Netflix

Fecha de creacion: mar. 08
Escrito por Luigi Fontana

La digitalización de muchas actividades online en las industrias del entretenimiento, del juego, del cine y de la música ha hecho que la cantidad de servicios y beneficios para los usuarios haya crecido considerablemente. Hoy en día es posible acceder digitalmente a grandes catálogos, cuyo contenido está completamente online.

🔵 Streaming para películas y programas de televisión y grandes plataformas de intercambio de contenidos de vídeo

El sector de la reproducción de contenidos audiovisuales en streaming es uno de los más afectados por la revolución digital, ya que pone a disposición de los usuarios suscritos a sus plataformas online películas, series de televisión, documentales, reality shows y otros muchos programas de televisión de forma gratuita o de pago, come en el caso de Movistar+, OrangeTV, Vodafonte TV, Filmin, Starzplay y otras plataformas similares.

Los datos hablan por sí solos: si tenemos en cuenta a Netflix, uno de los gigantes del sector, podemos ver que el número de suscriptores en España en 2020 superó los 14 millones, casi un tercio de la población total del país, mientras que en el resto del mundo los suscriptores alcanzaron los 195 millones. Además, estas cifras no dejan de crecer, al igual que las plataformas se actualizan siempre con las últimas novedades: ofrecen no sólo grandes clásicos y "blockbusters", sino también películas y programas de televisión de estreno. En muchos casos estos títulos son producidos por las mismas plataformas que los distribuyen, como las series originales de Netflix.

🔵 Los catálogos de las plataformas de casinos online

El sector del Juego también se ha beneficiado del cambio digital al trasladar a la red todas las actividades más interesantes propias de los casinos "tradicionales". De hecho, hoy en día todas las mejores plataformas de casinos online en España albergan los principales juegos de casino, como la ruleta, el blackjack y el póker, pero también un catálogo siempre actualizado con cientos de máquinas tragaperras, desde títulos famosos como la tragaperras "Book of Ra Deluxe" y la tragaperras "Aloha" hasta las últimas novedades como "Sizzling Hot".

Gracias al streaming (en este caso hablamos de streaming en directo y no bajo demanda como en el caso de las plataformas de reproducción de contenidos de vídeo o audio) es posible jugar online también en vivo: es decir jugar en tiempo real bajo la dirección de los crupieres, igual que en directo en los casinos más famosos del mundo, con la diferencia de que, gracias a la interfaz digital, puedes controlar tu progreso y tus ganancias en directo, de forma optimizada respecto a la experiencia tradicional que esperas cuando acudes a un casino físico.

🔵 Plataformas de streaming de audio, entre suscripciones gratuitas y de pago

Por último, el mercado de las plataformas dedicadas a la reproducción de contenidos de audio en streaming también se beneficia de las mismas ventajas que el resto de los servicios mencionados anteriormente: no sólo una actualización constante de las innovaciones tecnológicas que los caracterizan, sino también un catálogo en constante expansión, capaz de ofrecer a sus usuarios títulos constantemente actualizados. Plataformas famosas como Spotify y Deezer, pero también servicios emergentes como Audible (perteneciente al grupo Amazon) y Storytel, ponen a disposición de sus usuarios un catálogo cada vez más amplio, al que se puede acceder de forma gratuita (en versión de prueba o "light") o de pago, pudiendo aprovechar diferentes funciones.

La suscripción de pago a Spotify Premium, por ejemplo, da acceso a funciones avanzadas diseñadas para ofrecer al usuario una experiencia auditiva aún más interesante, como la posibilidad de escuchar las canciones sin conexión o de omitir los numerosos anuncios presentes en la versión gratuita. Los que ya estén suscritos a Amazon Prime, sin embargo, podrán encontrar dentro de los servicios incluidos en su abono también Amazon Music, sin tener que pagar un precio adicional, con un catálogo que incluye más de 50 millones de títulos, frente a los 70 millones y más de Spotify (que hay que pagar aparte).

El streaming y, de forma más general, la digitalización de un servicio permite a los usuarios beneficiarse de prestaciones avanzadas y, sobre todo, disponer de catálogos impensables de mantener de forma "analógica" en el caso de las plataformas de streaming de vídeo y audio, o que ofrecen novedades y servicios adicionales al entretenimiento tradicional en el caso de los casinos online.