La industria del juego de azar retrocede 10 años

Fecha de creacion: ene. 24
Escrito por Luigi Fontana

El sector del juego ha retrocedido una década como consecuencia de la repentina caída de ingresos a la que se enfrentó. Pero para 2022 se espera que se normalice.

El año 2020 se quedó atrás y llegó el momento que la industria mundial del juego piense en cómo volver a empezar. Las pérdidas se calculan para un sector que - a pesar de su constante expansión a lo largo del tiempo - ha sufrido el revés de las políticas de cierre y contención.

Había una emergencia sanitaria que atender y es lógico que, como cualquier otro sector, el del juego se viera afectado. Sin embargo, ahora corresponde a los gobiernos remediar las omisiones que han caracterizado sus políticas sobre el juego público durante las fases de lockdown. Se necesitan decisiones concretas en cuanto a reaperturas y ayudas económicas.

LOS INGRESOS DEL JUEGO EN 2020

Desde hace algún tiempo, la industria del juego de azar está desarrollando planes para reabrir con total seguridad y de acuerdo con estrictos protocolos. Sin embargo, las cifras de pérdidas son negativas en todo el mundo, no sólo en la península iberica. El sector del juego sigue siendo uno de los más florecientes del mundo, pero las previsiones para principios de 2020 se han incumplido por completo.

Según un informe elaborado por H2 Gambling Capital justo antes de finalizar el año, el sector mundial generó 354.200 millones de dólares en 2020. Antes de que la crisis debida a las políticas restrictivas por la emergencia del Coronavirus afectara a todos los mercados, se esperaba un 25,2% más. Un porcentaje muy alto de pérdida de ingresos y el precio a pagar se reflejará en las inversiones y planes a los que muchas empresas tendrán que renunciar. No se deje engañar por la palabra miles de millones: la pandemia ha hecho retroceder al sector del juego unos diez años, cuando la facturación era de 356.000 millones.

Incluso en Europa, las cifras son preocupantes: en el viejo continente, los ingresos totales del juego en Europa han caído un 23%, pasando de 98.600 millones de euros en 2019 a 75.900 millones en el año que acaba de terminar.

El sector online amortigua las pérdidas

Sin embargo, las previsiones para el sector online son halagüeñas: se estima que la industria, gracias al crecimiento del online, volverá a alcanzar en 2022 los niveles anteriores a la pandemia. El juego en línea, que incluye el sector de los casinos online españoles, es de hecho una rama en rápida expansión. La cuota de mercado ha aumentado hasta el 19,8%, o 70.000 millones de dólares, mientras que la previsión a principios de año era del 13,2%.